Las mejores recetas de Casa Cuti

Esta página no pretende ser un curso de cocina. Nuestra intención es compartir con todos vosotros nuestros platos favoritos, lo que comemos cada día... Leer más...

Toni, Rosana y Alba...
casacuti@gmail.com



lunes, 11 de octubre de 2010

- Magdalenas de Atún y Tomate -


Después de darle vueltas y más vueltas para hacer unas magdalenas con las que participar en el concurso que organizamos todos los meses en La Ventana de Karlos Arguiñano, se me ocurrió hacer unas magdalenas saladas. El primer paso ya estaba decidido. Ahora sólo quedaban las dudas ¿de qué las hago? ¿Estarán comestibles? ¿Serán complicadas de hacer? Las respuestas ya las tengo: puedes utilizar cualquier relleno que se te ocurra, no están malas, hubo quien las probó y le gustaron mucho y no son nada complicadas de hacer. Animaros a probarlas como aperitivo y sorprenderéis a las visitas.


Ingredientes:
  • 200 gramos de harina.
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura química (15 gramos) (puedes utilizar medio sobre si no quieres que suban demasiado)
  • 80 ml de aceite de oliva suave
  • 100 ml de leche
  • 150 gramos de atún en aceite
  • 1-2 tomates maduros
  • 50 gramos de queso rallado
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta blanca molida
Preparación:
Pela los tomates, quítales las semillas y trocéalos muy pequeñitos. Reserva aparte junto con el atún bien escurrido y desmenuzado. Mezcla la levadura con la harina, incorpora las yemas de los huevos y una pizca de pimienta blanca. Añade el aceite y la leche templada. Salar al gusto y mezclar todo hasta que la masa esté homogénea. Añade también el atún, los tomates y el queso rayado y mezcla bien.
Monta a continuación las claras a punto de nieve (utiliza las varillas eléctricas y un bol que esté muy frío para que te sea más fácil). Incorpora las claras montadas a la masa anterior, utilizando una lengua y haciendo movimientos suaves y envolventes para que no se bajen las claras. Ya puedes llenar los moldes de las magdalenas, 3/4 de su capacidad y hornea a 180º, calor arriba y abajo, unos 20 minutos. Servir una vez estén frías.
Os dejo una foto de más cerca para que apreciéis el corte. Esta magdalena estaba aun calentita por lo que se ve el queso fundido. Así calientes no están del todo mal pero están mucho mejor si las comes una vez se enfríen.

2 comentarios:

Enamorada dijo...

Muy originales...y seguro que estarán buenísimas.
Besitos

Rocio (Piuchi) dijo...

que originales Cuti!!! nunca he hecho magdalenas saladas pero me has dado una buena idea, seguro que con otros rellenos quedan muy ricas también. besitos