Las mejores recetas de Casa Cuti

Esta página no pretende ser un curso de cocina. Nuestra intención es compartir con todos vosotros nuestros platos favoritos, lo que comemos cada día... Leer más...

Toni, Rosana y Alba...
casacuti@gmail.com



lunes, 21 de diciembre de 2009

- Tarta de Chocolate, Nata y Fresas -

¡¡¡No tengo perdón!!! Hace 8 meses que fue el cumpleaños de mi hija Alba, su primer cumpleaños, y todavía no había publicado la tarta que le hice. Casi se me junta con su segundo cumpleaños. Si es que un día por otro no había sacado tiempo para escoger las fotos, pero aquí está… más vale tarde que nunca.
Para un acontecimiento tan especial como el primer cumpleaños de Alba no dudé en consultarlo con Penny y su blog
El Rincón de la Mariposa, a la que no se le resiste ninguna tarta. Y es que desde que la descubrí no dejo de sorprenderme de la cantidad de cosas increíbles que hace, sobre todo con el tema de postres. Encontré su tarta Kristy y me dije “ésta, es ésta la que busco”, aunque a mí no me quedó tan genial como a ella, cosas de novatillo. Ella utilizaba un bizcocho de chocolate que también le copié y que lo podéis encontrar aquí, aunque os pongo de nuevo la forma de hacerlo para que lo tengáis todo juntito.
Como celebramos su cumpleaños dos veces, uno con sus amiguitos y otro con la familia, tuve que hacerla dos veces con dos montajes diferentes, pero el resultado es igual de bueno. ¡Está deliciosa y el bizcocho muy suave! Os animo a que la probéis, cuando vuelva la temporada de fresas claro, jeje.

Ingredientes para el bizcocho:
  • 4 huevos
  • 150 gramos de azúcar
  • 200 gramos de harina de repostería
  • 200 gramos de cacao soluble (Cola-Cao, Nesquik, etc.)
  • 150 ml de leche
  • 150 gramos de mantequilla o margarina
  • 4 sobres de gasificante químico o gaseosas (2 sobres de cada color)

Ingredientes para la tarta:
  • Bizcocho de chocolate anterior
  • Licor Amaretto (opcional)
  • 300 ml de nata para montar
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 300 gramos de fresas o fresones
  • Bolitas de KitKat (o de cualquier otro chocolate)
Preparación del bizcocho:

En un bol grande bate los huevos junto al azúcar hasta que duplique el volumen y quede esponjoso. Utiliza las varillas para que te resulte más fácil. Mete la mantequilla en el microondas unos segundos para que se deshaga y quede líquida. Procura que no hierva, sólo queremos deshacerla, así que unos 30 o 40 segundos a media potencia serán suficientes. Echa la mantequilla junto a la leche en el bol con los huevos y mezcla bien.
Mezcla la harina con el cacao y el gasificante y tamiza si lo deseas (yo no lo hice). Incorpora a la mezcla anterior, removiendo bien con las varillas para que se vaya integrando todo.
Echa la masa sobre un molde untado con mantequilla e introduce en el horno previamente precalentado a 180º, con calor arriba y abajo, unos 40 minutos aproximadamente. Para saber que está realmente hecho puedes pinchar con un palillo y, si sale limpio, entonces estará perfecto. Retira a una rejilla y deja enfriar. Desmolda cuando esté templado.

Preparación de la tarta:

Una vez frío el bizcocho córtalo por la mitad dejando dos “rodajas”. Puedes calarlo con licor de Amaretto. Yo dejé sin licor el de los niños y lo hice con el licor el de los mayores y ambos quedaron muy buenos. Ahora queda la parte costosa, al menos para mí: montar la nata. Para hacerlo, echa la nata en un bol de cristal que esté bastante frío (yo lo tenía en la nevera) y añade dos cucharadas de azúcar. Bate con unas varillas el tiempo suficiente para que se monte, que puede llegar a ser de hasta 20 minutos, con un ritmo constante. Si tienes varillas eléctricas (no era mi caso) tardarás mucho menos.
Una vez tengas la nata montada distribúyela encima de la rodaja inferior dejando parte de la nata para decorar por encima. Lava y corta las fresas en rodajas (reserva alguna si quieres para utilizar de decoración) y colócalas sobre la nata. Cierra el bizcocho y decora su superficie con la nata montada, ayudándote de una manga pastelera y una boquilla rizada. Coloca por encima las fresas que hayas reservado y distribuye alrededor del borde las bolitas de KitKat. Déjala en la nevera unas dos horas y estará lista para comer.

Fotos:

Estos son unos pequeños aperitivos que también preparé. Sólo pude hacerles foto a estos porque los demás fueron desapareciendo por momentos. Son unos canapés de salmón y queso fresco junto con otros de paté de pato con gelatina de Pedro Ximenez. Acompañaban una pequeña flotilla de pingüinos hechos con aceitunas rellenas de anchoa y zanahorias. El resto fueron sándwiches variados que no quisieron posar para la foto
.

En estas fotos podréis apreciar los dos montajes de la misma tarta. En la primara de ellas me quedé sin nata al poner mucho relleno, de ahí que el adorno con la nata montada sea más austero.


Un primer plano del corte de la tarta. No me podéis negar que apetece meter ya la cucharilla.


Y por fin la foto de la anfitriona, aunque como veis en realidad fueron dos anfitrionas. La más jovencita de la familia intentando apagar la vela con ayuda de su mamá, y la bisiabuela de Alba, la mayor de la familia, que cumplen años en la misma fecha. Para mi abuela fue una pequeña sorpresa ya que por un motivo familiar no estábamos de ánimos para celebrar nada.

Como Alba no tenía muy dominado aún el soplido, siguió practicando hasta que consiguió apagar la vela, con una pequeña ayuda de sus papás, jeje.


Y aquí tenemos a la reina de la casa, con su añazo recién cumplido. Me sobran las palabras que me quedo sin una gota de baba.



miércoles, 16 de diciembre de 2009

Descargar Recetas en PDF

En mi intento por hacer ameno y fácil el uso de este blog, he creado una nueva sección que creo será de utilidad. Se trata de poder descargar cada una de las recetas en formato PDF de manera que podáis tenerlas guardadas o imprimirlas fácilmente en caso de que os interese alguna. Sí, ya lo sé, me acabo de complicar aún más la vida por el trabajo extra que ello conlleva, pero creo que merecerá la pena. 

Por ello, aquellas recetas que vaya creando en PDF les iré colocando al final de la misma un enlace directo al archivo de descarga. Podéis ver un ejemplo en esta primera que he creado a modo de muestra: "Merluza en Salsa Verde de guisantes".

Además, he creado un enlace llamado "Descargar en PDF" debajo del Índice de Recetas (a la izquierda de estas líneas) que os llevará al sitio de descarga para que podáis Ver o Descargar todas las que os interese desde un mismo sitio.

Espero vuestra opinión sobre esta iniciativa, más que nada para conocer si realmente es útil o no y las mejoras o sugerencias que se os ocurran para mejorarlo.

¡Os deseo una Feliz Descarga!


miércoles, 9 de diciembre de 2009

- Secreto Ibérico con Verduras a la Plancha -

El secreto ibérico es una pieza del cerdo situada detrás de la paletilla, dentro del tocino. Se caracteriza por tener unas vetas blancas debido a la grasa infiltrada, lo que le da un sabor y una jugosidad extraordinaria. Si no lo habéis probado no dudad en hacerlo porque es un trozo de carne excepcional y nada caro (lo podéis encontrar en Mercadona sin problemas). Simplemente a la plancha con casi nada de aceite queda de escándalo, aunque admite cualquier otra preparación que se os ocurra. Por ejemplo, si lo hacéis cortado en finas lonchas y a la parrilla en su propio jugo os quitará el sentido, aunque yo personalmente lo prefiero en una pieza gruesa.

Ingredientes para dos personas:
  • 1 secreto de cerdo ibérico (normalmente es muy grande para una sola persona)
  • 1 cebolla pequeña
  • Un trozo de pimiento rojo
  • Un trozo de calabacín
  • 6 champiñones
  • Aceite de oliva
  • Sal gruesa (podéis usar sal Maldon)
Preparación:

Corta el secreto según tus gustos, o bien en lonchas finas o en dos lonchas gruesas. En mi caso lo corté en dos mitades manteniendo su grosor, aunque tuve que hacerle unos cortes transversales para que se hiciera por dentro. Calienta una plancha o sartén con muy poquito aceite ya que esta carne desprende mucha grasa. Asa por un lado a fuego fuerte para sellarlo y cuando le des la vuelta añade la sal. De esta forma perderá menos líquidos quedando aún más jugosa. Termina de asar por los dos lados hasta que esté a tu gusto.
Mientras tanto puedes ir asando también las verduras. Pela y corta la cebolla en pequeños trozos. Haz lo mismo con el pimiento y el calabacín (éste último sin pelar pero eso sí, bien lavado). Por último lava los champiñones y córtales el trozo de pie donde lleva la tierra. Lamínalos y ásalos junto al resto de verdura en una plancha o sartén con un poquito de aceite y sal. A mí me gustan las verduras crujientes así que las aso poquito a fuego más bien alto. Sirve acompañando al secreto.


martes, 24 de noviembre de 2009

- Perca a la Naranja -

Una buena manera de utilizar esta Salsa de Naranja al Azafrán es con un pescado blanco a la plancha. Siguiendo las indicaciones de Yolisan en su blog (Cocido de sopa) no pude resistirme a seguirla al pie de la letra y el resultado fue espectacular. Nunca antes había probado la perca y la verdad es que estaba buenísima. Tiene un sabor suave y agradable que con la salsa quedaba muy bien. Sin embargo, cualquier otro pescado blanco puede servir, como por ejemplo lubina, merluza, rodaballo, mero, dorada, rape, raya, bacalao, congrio, etc.

Ingredientes para 2 personas:
  • 2 filetes de perca
  • 2 dientes de ajo
  • 2 naranjas
  • Medio limón
  • Unas hebras de azafrán
  • Media cucharadita de maizena
  • Una pizca de agua para disolver la maizena
  • Perejil picado seco
  • Aceite de oliva
Preparación:

Para hacer la salsa, exprime las naranjas y el medio limón con la ayuda de un exprimidor para que no caiga ningún hueso. Reserva.
Pela los dientes de ajo, lamínalos y dóralos en un pelín de aceite. Una vez dorados incorpora el zumo de las naranjas y del medio limón, las hebras de azafrán y el perejil. Deja que reduzca a fuego medio durante cinco minutos. Añade entonces la media cucharadita de maizena disuelta en un poquito de agua, remueve y deja que espese unos minutos más.
Mientras tanto sala los filetes de perca y colócalos en una plancha o sartén con un poquito de aceite de oliva. Dóralos por las dos partes comenzando por la que no lleva piel para que sellar el pescado. Una vez listo retira y emplata vertiendo la salsa por encima. Si lo prefieres puedes retirar los trocitos de ajo de la salsa si no te gusta encontrártelos. Yo personalmente prefiero dejarlos.



martes, 10 de noviembre de 2009

- Salsa de Naranja al Azafrán -

Esta salsa se la vi a una amiga forera Yolisan en su blog (Cocido de sopa). Me decidí a probarla y resultó ser una salsa ideal para acompañar a un pescado a la plancha, sobre todo al pescado blanco que parece ser más escaso de sabor. Se me ocurre también que podría llevarse bien con un solomillo o lomo de cerdo, con pato, pechugas de pollo, etc. Al tener un sabor potente le da un toque exótico diferente y muy bueno. Además, el toque de azafrán es espectacular. No lo había probado hasta ahora (siempre usaba colorante alimenticio) y la verdad es que me sorprendió gratamente, no sólo por el color que le da sino por el aroma y sabor tan especial. ¡Gracias Yolanda por hacer que descubra este maravilloso condimento!

Ingredientes:
  • 2 dientes de ajo
  • 2 naranjas
  • Medio limón
  • Unas hebras de azafrán
  • Media cucharadita de maizena
  • Una pizca de agua para disolver la maizena
  • Perejil picado seco
  • Aceite de oliva
Preparación:

Exprime las naranjas y el medio limón con la ayuda de un exprimidor para que no caiga ningún hueso. Reserva.
Pela los dientes de ajo, lamínalos y dóralos en un pelín de aceite. Una vez dorados incorpora el zumo de las naranjas y del medio limón, las hebras de azafrán y el perejil. Deja que reduzca a fuego medio durante cinco minutos. Añade entonces la media cucharadita de maizena disuelta en un poquito de agua, y remueve. Deja que espese unos minutos más y listo para servir. Puedes retirar los trocitos de ajo si no te gusta encontrártelos. Yo personalmente prefiero
dejarlos.


miércoles, 4 de noviembre de 2009

- Tostadas de Sobrasada, Cebolla y Miel -

Después de tanto tiempo vuelvo a la carga, eso sí con cosas facilitas como ésta para ir retomando el ritmo. Diversas circunstancias que no vienen a cuento me habían hecho dejar un poco de lado este blog así como los diversos foros en los que participo. Pero estoy de vuelta, con los ánimos renovados y con la ilusión de cuando empecé esta andadura. No me enrollo más y vamos al lío.
Esta receta la descubrí en algún blog que no recuerdo bien. Ni siquiera la apunté pero el otro día me volvió a la cabeza y me dio un antojo que no pude resistirme. Es muy sencilla de hacer pero está riquísima. El toque de miel le da un punto espectacular, suavizando el sabor de la sobrasada. Realmente espero que la probéis porque repetís seguro.

Ingredientes:
  • Media barra de pan, a ser posible gallego, rústico o casero (en cada sitio lo llaman de una manera). Se pueden utilizar también mini tostas pequeñitas o cualquier otra base.
  • Sobrasada ibérica
  • 1 cebolla (cuanta más mejor)
  • Miel
  • Semillas de sésamo (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación:

Pelar la cebolla y cortarla en tiras. Ponerla a pochar en una sartén con un buen chorro de aceite y sal, a fuego medio-bajo para que se vaya ablandando poco a poco y no se queme. Cuando comience a tomar color retirar. Cortar el pan en dos rebanadas y tostarlo en una tostadora. Cuando esté listo colocar en un plato, distribuir la cebolla encima en cantidad generosa, colocar pegotes de sobrasada por encima y meter en el microondas un minuto para gratinar un poco la sobrasada y que suelte su aceite. Sacar y echar por encima un hilillo de miel, no demasiada, y las semillas de sésamo. Servir inmediatamente mientras aun esté caliente. ¡Pecado divino!
Os dejo una foto de más cerca para que la saliva comience a fluir. No os reprimáis, coged una si os apetece...


Apuntes:
  • Si tienes conservada la sobrasada en el frigorífico, sácala un rato antes de comenzar a preparar las tostadas para que pierda el frío. De esta forma estará más "derretida" y podrás repartirla mejor por la tostada.

martes, 14 de julio de 2009

- Bizcocho de Chocolate -

¡Pero qué bizcocho más bueno! Lo descubrí hace tiempo en el blog de Penny (El Rincón de la Mariposa) y desde entonces lo he hecho ya varias veces, y siempre sale buenísimo. Es muy sencillo de hacer así que animaros los que no os atrevéis todavía con la repostería que os saldrá a la primera seguro. La primera vez que lo hice lo utilicé como base para una tarta, siguiendo otra de receta de Penny, para celebrar el cumpleaños de mi hija Alba (¡¡¡¡1 añitoooo!!!!). Os pondré la receta de la tarta muy pronto, cuando pueda preparar las fotos. De momento os dejo este bizcocho para ir abriendo boca.

Ingredientes:
  • 4 huevos
  • 150 gramos de azúcar
  • 200 gramos de harina de repostería
  • 200 gramos de cacao soluble (Cola-Cao, Nesquik, etc.)
  • 150 ml de leche
  • 150 gramos de mantequilla o margarina
  • 4 sobres de gasificante químico o gaseosas (2 sobres de cada color)
  • Azúcar glas para espolvorear por encima (opcional)
Preparación:

En un bol grande bate los huevos junto al azúcar hasta que duplique el volumen y quede esponjoso. Utiliza las varillas para que te resulte más fácil. Mete la mantequilla en el microondas unos segundos para que se deshaga y quede líquida. Procura que no hierva, sólo queremos deshacerla, así que unos 30 o 40 segundos a media potencia serán suficientes. Echa la mantequilla junto a la leche en el bol con los huevos y mezcla bien.
Mezcla la harina con el cacao y el gasificante y tamiza si lo deseas (yo no lo hice). Incorpora a la mezcla anterior, removiendo bien con las varillas para que se vaya integrando todo.
Echa la masa sobre un molde untado con mantequilla e introduce en el horno previamente precalentado a 180º, con calor arriba y abajo, unos 40 minutos aproximadamente. Para saber que está realmente hecho puedes pinchar con un palillo y, si sale limpio, entonces estará perfecto. Retira a una rejilla y deja enfriar. Desmolda cuando esté templado.
Una vez esté frío espolvorea con azúcar glas y listo para comer. Yo lo he acompañado con helado de nata.... ¡uhmmm...sin palabras!

Apuntes:
  • Deja reposar en el molde unos minutos antes de desmoldarlo para que asiente bien. Es mejor hacerlo cuando esté templado, para no quemarte y que no se rompa. Si dejas que se enfríe del todo corres el riesgo que se reseque un poco y te cueste más sacarlo. Si lo haces aun caliente, además de quemarte seguramente se te desmorone o rompa.
  • Lo mejor es utilizar moldes desmontables o de silicona. Te será más fácil desmoldarlo sin que sufra ningún "desperfecto".

jueves, 9 de julio de 2009

- Fideuá Valenciana -

¡Qué nadie ponga el grito en el cielo por el nombre! Nada más lejos de mi intención ofender a nadie y seguramente algún valenciano esté leyendo esto diciendo "¡pero si esta no es la fideuá valenciana ni por asomo!". La llamo así porque en casa siempre hemos llamado así a la fideuá hecha con fideo grueso, del número 2, de esos que están huecos por el centro (en el paquete suele poner fideos para fideuá). En caso de hacerlo con fideos finos es a lo que llamamos fideuá a secas. Y como sabréis, cada uno en casa tiene una versión diferente de las recetas tradicionales, así que sólo quiero compartir mi modesta forma de elaborarla.
Para los que no habéis oído nunca hablar de la fideuá, deciros que no dudéis en probarla. Se hace muy similar a una paella de mariscos pero sustituyendo el arroz por fideos. Es una forma diferente que os sorprenderá.

Ingredientes para 4 personas:
  • 300 gramos de fideos del número 2 (fideos para fideuá)
  • 100 gramos de judías verdes redondas (bajocas)
  • 100 gramos de pimiento rojo
  • 50 gramos de guisantes
  • 2 tomates maduros
  • 400 gramos de preparado para paella de marisco (gambas, camarones, cigalas, almejas, mejillones, calamar, etc.)
  • 300 gramos de emperador
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Colorante alimenticio
  • Sal
Preparación:

Lava las judías, corta las puntas y córtalas por la mitad si fuesen muy largas. Ponlas a sofreír en la misma paellera con un chorro de aceite y sal, junto al pimiento cortado en trozos pequeños y los guisantes. Cuando esté sofrito retira y pon en el mismo aceite a sofreír el pescado y el marisco con un poco de sal. Cuando esté casi hecho añade los dientes de ajo muy picaditos o machacados y el tomate pelado y troceado. Sofreír todo junto un poco, incorporar entonces la verdura y los fideos, mezclar bien para que los fideos se tuesten un poquito y añadir entonces el caldo de pescado, un poco de colorante alimenticio y sal. Dejar hervir hasta que se consuma todo o casi todo el caldo (a mí me gusta con un poquito, que no esté muy seco). Listo para servir.

Apuntes:
  • Si se consume todo el caldo y el fideo sigue duro puedes añadir más caldo o un poquito de agua, procurando siempre hacerlo poco a poco para que no deje de hervir.
  • Puedes sustituir el emperador por un rape pequeño. La fideuá quedará mucho más suave y además puedes aprovechar la cabeza del rape con algunas verduritas para hacer el fumet o caldo de pescado.
  • Acompaña con un poco de alioli, verás que bueno.

lunes, 29 de junio de 2009

- Caracolas de Hojaldre con Cabello de Ángel -

La de juego que puede dar una lámina de hojaldre, ya sea para dulce o salado. En esta ocasión la he utilizado para hacer algo sencillito y aprovechar así un poco de cabello de ángel que tenía dando tumbos por la nevera. El resultado fue muy bueno, aunque en las fotos parezca un poco "pringosete". De la misma forma puedes utilizar el relleno que más te guste y darle la forma que se te ocurra.

Ingredientes para 15 caracolas:
  • 1 lámina de hojaldre fresco o congelado
  • Azúcar moreno
  • 175 gramos de cabello de ángel (cantidad al gusto)
Preparación:

En primer lugar extiende la masa de hojaldre sobre el papel que seguramente la acompañará. Este papel te servirá para hornear después directamente sobre él. Ten en cuenta que si utilizáis hojaldre congelado tendrás que descongelarlo previamente para que se pueda trabajar con él. En caso de que la lámina de hojaldre sea cuadrada estírala un poco con un rodillo para que tenga una forma rectangular y así las caracolas saldrán con más vueltas. Espolvorea toda la lámina con abundante azúcar moreno y pásale el rodillo para que se fije bien. Puedes utilizar azúcar blanco, pero el moreno le dará un toque a caramelo mucho más dulce. A continuación dale la vuelta al hojaldre con cuidado de no romperlo. Si puedes utilizar una segunda hoja de papel mejor. Extiende sobre este lado una capa fina de cabello de ángel (foto 2). De esta forma te quedará por una cara el azúcar y por la otra el cabello de ángel. Enrolla como si fuera un brazo de gitano (foto 3) y corta porciones de un dedo de grosor (salen entre 12 y 15 caracolas). Ya solo queda colocar acostados los trozos que has cortado sobre el mismo papel y chafarlos un poquito con el cuchillo plano.
Listas para meter en el horno precalentado a 200 grados, con calor arriba y abajo unos 20 minutos. De todas formas vigílalas y cuando tomen un color doradito estarán listas. Sácalas entonces y déjalas enfriar sobre una rejilla. ¡Cuidado al cogerlas que pringan un poquito!


Apuntes:
  • Puedes probar con cualquier otro relleno, como por ejemplo nocilla o nutela, o bañarlas con chocolate de cobertura. Échale imaginación que seguro que estarán buenísimas.
  • Si no tienes rodillo puedes hacerlo a la vieja usanza utilizando una botella de vino para ello. Procura limpiarla bien antes y después de utilizarla.


jueves, 4 de junio de 2009

- Ensaladilla Rusa -

Sí, sí, ya sé que no tiene ningún misterio. ¿Quién no ha hecho alguna vez ensaladilla rusa? Aún así, es sorprendente la cantidad de versiones que se pueden encontrar para una misma receta. Seguro que hacemos cada uno una ensaladilla y no coincidimos en ingredientes y por supuesto no nos queda igual. Lo mismo ocurre con muchísimas otras recetas que aunque les llamemos igual la versatilidad que ofrecen es lo que enriquece la cocina, que esto no es una ciencia exacta. Cuantos tipos diferentes de fabadas podemos hacer, o paellas, o cocidos, etc. Y de presentaciones no digo nada. De manera que os muestro mi manera de hacer la ensaladilla rusa y cada cual que la adapte a sus gustos. Además, en este caso la he presentado en recipientes individuales simulando fichas de dominó. ¿Alguna idea más?...

Ingredientes para 4 personas:
  • 1 kilo de patatas (procurando que todas sean del mismo tamaño)
  • 4 huevos
  • 2 latas de atún en aceite de oliva
  • 6 cucharadas soperas de variantes (picadillo en vinagre, es decir pepinillo, zanahoria, etc.)
  • 2 latas pequeñas de aceitunas rellenas de anchoa (unos 100 gramos)
  • 8 cucharadas soperas de mayonesa (esta va al gusto de cada cual)
  • Sal
  • Agua para cocer
Preparación:

Lava bien las patas y cuécelas enteras y sin pelar en agua con sal. Dependiendo del tamaño de las patatas tardarán más o menos tiempo. En este caso, para cinco patatas de 200 gr cada una tardan unos 45 minutos de cocción o 15 minutos si utilizas olla rápida. Yo utilizo olla rápida así que, cuando comienza a salir vapor por la válvula (en posición 2) bajo el fuego y mantengo entre 12 y 15 minutos, según lo gordas que sean las patatas. Retiro y dejo salir el vapor. Sácalas del agua y déjalas enfriar un poco antes de pelarlas. Una vez las consigas pelar, machácalas con un tenedor o utiliza un pasapurés, como prefieras. Yo las machaco mucho para que la ensaladilla quede suave y no te encuentres ningún trocito de patata, pero puedes trocearlas si te resulta más cómodo o si te gusta encontrártelas al comerla. Lo que sí es importante es que la dejes enfriar antes de mezclarlas con la mayonesa para evitar males mayores (la mayonesa es delicada con el calor al llevar huevo crudo).
Mientras se van haciendo las patatas pon a cocer los huevos en un cazo con agua y sal. En el momento que comienzan a hervir deja unos 10 minutos para que estén duros. Retira y vierte agua fría sobre los huevos. De esta manera se pelarán muy fáciles.
Queda mezclar el resto de ingredientes. Escurre el aceite de una de las latas de atún, dejando el de la otra. Desmiga y viértelo en las patatas junto al aceite de una de las latas. Escurre bien los variantes y échalos también. Pelas los huevos y sácales las yemas que reservaremos. Pica bien las claras y al recipiente. Sólo queda añadir mayonesa al gusto y mezclar todo bien, rectificando de sal si fuera necesario.
Ya tenemos hecha la ensaladilla y sólo nos queda el adorno. Colócala sobre los recipientes donde vayas a servir o a guardar, allana bien y raya por encima las yemas de los huevos. Coloca las aceitunas como más te guste o adorna como prefieras (con tiritas de pimiento morrón, con zanahoria rallada, etc.). Tapa entonces con papel film y mete en la nevera para que se refresque.
Os dejo un primer plano. ¿Os apetece?



lunes, 1 de junio de 2009

- Pollo de Privamera -

Curioso el nombre, sí, pero es que no sabía cómo llamarlo. La idea era hacer un arroz tres delicias, pero se me pasó cocer el arroz antes y tenía algo de prisa, así que, con los ingredientes que tenía preparados le añadí un poco de pollo y listo. Comidita sana, rápida y rica. Quizás debí llamarle Pollo tres delicias, pero con el colorido que quedó y las fechas en las que estamos preferí asimilarlo más al rollito de primavera por seguir con el símil "chino". Pero como el nombre es lo de menos, os dejo con la receta en sí que como veis no es nada complicada.

Ingredientes para 2 personas:
  • 1 pechuga de pollo (o dos contramuslos, según gustos)
  • 2 huevos
  • 1 ajo puerro
  • 1 zanahoria
  • Medio pimiento rojo
  • Puñadito de guisantes
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida
Preparación:

Preparemos en primer lugar una tortilla francesa con los dos huevos. Bátelos con un poco de sal y vierte sobre una sartén con un poquito de aceite. Como vamos a trocear la tortilla no es necesario que te esmeres demasiado, así que puedes ir removiendo con un tenedor de madera conforme vaya cuajando y así quedará ya a trocitos. Cuando esté completamente cuajada reserva.
Corta la parte verde del puerro (aunque yo le dejo parte) y retira la primera capa y las raíces. Normalmente lleva bastante tierra en el extremo del tallo así que lava bien separando las hojas. Puedes hacer un corte transversal en el extremo para ayudarte en la operación de lavado. Pela la zanahoria y ponla a pochar junto al pimiento, puerro y guisantes en una sartén con unas tres cucharadas de aceite, cortado todo a taquitos pequeños (menos los guisantes, claro, a no ser que seas muy mañoso, jeje). Añade sal y deja pochar unos minutos. Como me gusta la verdura entera no lo dejo demasiado tiempo. Cuando veas que la verdura está casi como la quieres, añade entonces el pollo troceado y salpimentado y deja rehogar todo junto. Cuando el pollo cambie de color añade la tortilla y mezcla bien. Listo para servir.


jueves, 28 de mayo de 2009

- Magdalenas de Flan -

Hace mucho tiempo que tengo las fotos de estas magdalenas y todavía no las había publicado. Las he hecho ya en muchas ocasiones y siempre salen espectaculares. No he probado unas magdalenas tan suaves y esponjosas nunca. La receta original es de Elenna, una autentica maestra en el arte de la repostería (no en vano la llamamos cariñosamente MagdaElenna), aunque en lo salado no se queda atrás. Visitad su blog que no tiene desperdicio (COCINA-ARTE). En él encontraréis la receta original de estas magdalenas, ya que yo no seguí los pasos al cien por cien (Elenna utilizaba nata, por ejemplo), junto a otras muchas que os cautivarán.

Ingredientes para 24 magdalenas:
  • 3 huevos
  • 150 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura química (15 gramos)
  • 1 sobre de preparado para flan (el sobre era para 6 flanes)
Preparación:

En un bol grande bate los huevos junto al azúcar hasta que quede esponjoso. Ve añadiendo la leche, el aceite, la harina y el preparado de flan. Mezcla todo bien con ayuda de unas varillas y añade por último la levadura. Vuelve a mezclar.
Llena 3/4 partes de los moldes para magdalenas y espolvorea por encima con azúcar. Yo utilicé moldes de silicona con un papel de magdalenas en su interior, pero puedes utilizar los que quieras. Antes de meterlas al horno precaliéntalo a 200º y, cuando vayas a introducirlas, baja la temperatura a 180º. Hornea 15 minutos con calor sólo abajo y 10 minutos más con calor arriba y abajo. Deja enfriar antes de desmoldarlas (si fuera necesario) y listas para comer.

Apuntes y Fotos:

Os dejo unas fotos con algunos de los pasos seguidos para que así veáis los moldes utilizados y el resultado final del corte.
  • En esta primera foto aparece la pequeña flotilla lista para rellenar. Como sólo tengo 12 moldes tuve que hornear en dos tandas. Además, podéis ver que utilicé los moldes de silicona colocando dentro un papelito de magdalena. Así pude desmoldar posteriormente quedando más presentables con su papelito.
  • La primera tanda rellené los moldes a varias alturas para comprobar cómo quedaban mejor. Sin duda fue rellenando 3/4 partes del molde tal y como muy sabiamente indicaba Elenna. En la segunda tanda hice la prueba de no utilizar papel en algunas de ellas y echar la masa directamente sobre los moldes de silicona. La mitad de las magdalenas parecieron un volcán en erupción... parece que tomaban más calor que las de papel ya que éstas subían poco a poco y las otras "ala p'arriba que hay prisa" hasta que la mitad se desbordaron. Parece ser que el papel, al no llegar a tocar el fondo del molde deja una bolsa de aire que hacía que subieran poco a poco, aunque dos de silicona aguantaron y quedaron muy bien, jeje...
  • El molde de silicona hace que suban más que si utilizas sólo el papel. Otro molde muy bueno es el de papel de aluminio que, aunque lo vendan como desechable, puedes utilizarlo varias veces si le pones también los papelitos. Con estos moldes sí que subirán de lo lindo aunque con los de silicona no se portaron nada mal.
  • Nada mejor que un buen corte para ver lo esponjosas que quedaron. Si las probáis os dejarán extasiados. Lo malo de esta receta es que salen muy pocas y desaparecen enseguida. ¡Mirad qué buenas, mirad!

miércoles, 27 de mayo de 2009

- Salmón con Bechamel de Gambas al Ajillo -

Nuevamente me encuentro con dos lomos de salmón demasiado gruesos para hacerlos a la plancha así que esta vez probé a hacerlos en papillote. En fin, como no quedaron del todo hechos los tuve que pasar finalmente por la plancha y el resultado fue espectacular. No sé si fue por el papillote, por el paso rápido por la plancha, por los litros de bechamel que utilicé o por las ganas con las que lo pillé, el caso es que estaban jugosos y deliciosos. Además, aproveché para emplatarlos a modo de tapa y así concursar en el concurso mensual de La Ventana de KA. Espero que os guste.

Ingredientes para 2 personas:
  • 2 lomos de salmón
  • 300 gramos de bechamel
  • 100 gramos de gambas peladas (o más, al gusto)
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Queso parmesano para gratinar (opcional)
Preparación:

En primer lugar prepararemos el salmón en papillote aunque si lo prefieres puedes hacerlos directamente a la plancha. En papillote quedarán mucho más jugosos. Para hacerlo salpimienta el salmón y coloca cada lomo sobre un trozo de papel de aluminio al menos tres veces más grande que el propio salmón. Rocía con un chorrito de aceite y tapa bien cada papel. Debe quedar bien sellado ya que si se escapa algo de vapor no se cocerá bien. Introduce en el horno ya precalentado a 200º durante 15 o 20 minutos, dependiendo del tamaño de los lomos. Una forma de saber cuando está es observar el papel. En el momento que se hinche del todo por la acumulación de vapor es signo de que el salmón estará hecho.
Mientras se va haciendo el salmón puedes aprovechar para hacer una bechamel ligera. Puedes encontrar la receta aquí. Si lo prefieres puedes utilizar bechamel ya hecha, eso va en gustos.
Vamos con las gambas. Trocea los dientes de ajo y ponlos a dorar en una sartén con un buen chorrito de aceite, como tres cucharadas. Cuando empiecen a tomar color añade las gambas ya peladas y troceadas y un poquito de sal. Deja sofreír unos minutos hasta que las gambas suelten toda el agua. Añade entonces la bechamel y mezcla todo bien. Deja cocinar a fuego lento unos minutos para que se integre todo el sabor de las gambitas.
Aún nos queda un paso más. Abre los papeles del salmón con mucho cuidado ya que el vapor que escapa puede quemarte. Si los lomos, como fue mi caso, están todavía poco hechos dales una vuelta rápida por la plancha a fuego fuerte. Así cogerán también un sabor a plancha especial y un dorado atractivo. Coloca los lomos sobre un recipiente que pueda ir al horno, napa con la bechamel de gambas, ralla un poco de queso parmesano (esto es opcional ya que con la bechamel sola quedarán espectaculares) y gratina. Cuidado al empezar a comer y controla la impaciencia o te saldrán llagas en el paladar...
Presentación como tapa:

Aprovechando esta receta para el concurso de tapas, la he emplatado también en unas cucharitas de aperitivo. Puedes hacer la bechamel con las gambas de la misma forma anterior. Corta unas taquitos de lomo y ásalos en la plancha con un poquito de aceite, sal y pimienta. Coloca un trozo en cada cuchara, napa con la bechamel de gambas y gratina en la misma cucharita
. Deja enfriar un poco las cucharas antes de servirlo o los invitados tendrán una sorpresa cuando las cojan. Si lo prefieres puedes napar con bechamel y tostarla un poco con un soplete en lugar de gratinar. Os dejo una foto de esta presentación.



martes, 26 de mayo de 2009

- Salsa Bechamel -

Se trata de una salsa muy fácil de preparar basada en leche y harina, que sirve de acompañamiento a muchos platos. Es una de las salsas que más me gustan y que suelo preparar yo mismo ya que no cuesta casi nada. Os pongo la manera en que la hago yo.

Ingredientes para 500 gramos:
  • Medio litro de leche entera
  • 50 gramos de mantequilla (puede ser aceite de oliva)
  • 50 gramos de harina
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
Preparación:

Derrite la mantequilla en un cazo o calienta el aceite de oliva, según lo estés haciendo con una cosa o con otra. Yo prefiero la mantequilla aunque ya sabes que esto va por gustos. Una vez caliente vierte la harina y remueve bien para que se disuelva por completo. Es conveniente que la mezcles apartando el cazo del fuego o bien haciéndolo a fuego muy lento ya que la harina se quema con facilidad y quedaría un bonito tono amarillo en lugar de blanco, además de que aparecerán muchos grumos. Debes procurar que no quede ninguno.
Calienta la leche un poco en el microondas, por ejemplo, y vierte un chorro sobre la harina, como una tercera parte más o menos. Cuanto más caliente esté la leche menos grumos saldrán. Espesará enseguida así que remueve rápido con unas varillas para que quede homogénea. Vierte un poquito más de leche y sigue mezclando, así hasta utilizar toda la leche. Dicen los entendidos que hay que verter la leche en tres golpes, así que yo no se lo discuto. Deja cocer unos 10 minutos a fuego muy lento pero no te despistes y remueve de vez en cuando. Cuando esté a punto de terminar la cocción añade un poco de sal, pimienta negra molida y una raspadura de nuez moscada, muy poca ya que tiene un aroma y sabor potentes. Deja espesar al gusto y retira.

Apuntes:
  • Si te quedaron grumos puedes batirla con la batidora sin problemas o colarla bien, como prefieras.
  • Dependiendo de lo espesa que la quieras utiliza más o menos harina y leche. Si la quieres más espesa aumenta la cantidad de harina y reduce la de leche. Para que salga más líquida aumenta la cantidad de leche y disminuye la de harina. Eso sí, utiliza siempre la misma cantidad de mantequilla que de harina.
  • Durante la cocción puedes añadir un poco de queso rayado. Esto hará que después se gratine mucho mejor la bechamel y quede más rica.
  • A veces la enriquezco un poquito más utilizando cebolla pochada cortada muy finita. La añades al final de la cocción, junto a la sal, pimienta y nuez moscada, y pasas la batidora. Le dará un toque muy especial.
  • La harina de trigo es la ideal para la bechamel ya que le deja un tono más blanco. Con harina de maíz quedará más amarilla pero igual de buena.


viernes, 22 de mayo de 2009

- Pan Multicereales -


Este pan es una variación del pan básico, utilizando en este caso dos tipos de harina: harina de fuerza y harina multicereales. Realmente no sabría decir qué cereales exactos lleva la harina ya que la compro a granel en la panadería. La próxima vez que compre le preguntaré a la panadera. Debo decir que salió muy bueno, y encontrarse diversas semillas en cada bocado se agradece. Otra variante que hice fue cambiar las cantidades para que saliera un pan de kilo, esto bajo la insistencia de mi cuñado (qué pesao, que sí, que sí, que lo hago grande). Daba miedo ver cómo se salía de la cubeta y llegaba casi a tocar el cristal de la ventana de la panificadora. Por eso quedó un poco deformado por arriba, aunque no se bajó nada. Realmente aconsejable. Os pongo los ingredientes que yo utilicé y los tiempos de amasado y horneado del programa empleado, por si alguien se atreve a hacerlo de la manera tradicional o con otra máquina.

Ingredientes para 1 Kilo de pan:
  • 400 gramos de harina de fuerza (yo utilicé harina Alteza 14% comprada en Hiperber)
  • 250 gramos de harina multicereales
  • 380 ml de agua
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva (2 medidores grandes)
  • 1 cucharadita de postre de sal (1 medidor pequeño)
  • 1 cucharada sopera de azúcar (1 medidor grande)
  • 1 cucharadita de postre de levadura seca de panadero (1 medidor pequeño)
Preparación:

Utiliza el programa 1 "Pan Básico" de la panificadora, con el tamaño grande y grado de tostado oscuro. Coloca primero los líquidos, es decir, el agua y el aceite. Añade la sal y el azúcar en el agua de la cubeta. Mezcla las harinas y viértelas sobre el agua haciendo una montañita. Haz con el dedo un agujero y echa la levadura. Inicia el programa y ya sólo queda esperar a que termine. Saca entonces la cesta, con cuidado de no quemarte, y con ayuda de las espátulas de madera desmolda el pan. Puedes ponerlo boca abajo y darle unos golpecitos para facilitar que salga. Es posible que salgan también las aspas de amasado incrustadas en el pan, pero podrás quitarlas fácilmente una vez haya templado con ayuda del gancho metálico incluido. Deja enfriar el pan sobre una rejilla para que se ventile por todos los lados y listo.

Fotos:

Os dejo 2 fotos del corte. Realmente quedó muy bueno.


Apuntes:
  • Una vez hecho y frío puedes cortarlo en rodajas y congelarlo. Así tendrás pan tierno el día que lo necesites.
  • Los tiempos empleados por la panificadora para el programa seleccionado son los siguientes:
--------- 5 minutos de amasado.
--------- 5 minutos de reposo.
--------- 20 minutos de amasado.
--------- 39 minutos de levado.
--------- 10 segundos de amasado.
--------- 25 minutos 50 segundos de levado.
--------- 15 segundos de amasado.
--------- 49 minutos 45 segundos de levado.
--------- 53 minutos de horneado.
-----
--------Total 3 horas 18 minutos
  • Consulta más detalles sobre la panificadora y la tabla completa de tiempos pinchando aquí.

miércoles, 13 de mayo de 2009

- Pizza de Pollo al Pedro Ximénez -

Descubrí esta pizza hace bastante tiempo y desde entonces es mi preferida sin duda. Ya son muchas las veces que la he hecho y siempre me vuelve a sorprender lo buena que está. Debo decir que le copié la receta a mi amiga forera Beatriz_ls de http://bjroberto3.blogspot.com/, sólo que yo la masa para la pizza la hago de forma distinta. Puedes ver la receta de la masa pinchando aquí. Sin embargo, para esta ocasión utilicé una masa para pizza congelada que no quedan nada mal y te sacan de más de un apuro. Otro gran descubrimiento fuel el vino de Jerez Pedro Ximénez (PX para los amigos). Si no lo has probado ya estás tardando ya que le da un toque a las carnes maravilloso. Simplemente un contramuslo de pollo troceado, a la plancha y bañado con este vino queda delicioso. Muchas gracias Bea por la receta y por hacerme descubrir el PX.

Ingredientes para 2 personas:
  • 1 base de pizza
  • Pollo troceado (pechuga, contramuslo o lo que más te guste)
  • Un trozo de cebolla
  • Salsa de tomate casera
  • Puñado de maíz dulce
  • Chorrito de Pedro Ximénez
  • Queso para gratinar
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida
Preparación:

Corta el pollo en taquitos, salpimiéntalos y sofríe en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Si es pechuga no la hagas demasiado o se secará mucho en la pizza. Una vez hechos rocía con un chorro de Pedro Ximénez y deja reducir un poquito para que se evapore todo el alcohol. Retira y reserva.
Vamos a colocar los ingredientes sobre la masa. En primer lugar extiende una capa de tomate frito casero, luego trocitos pequeños de cebolla, el pollo con toda su salsita y un puñado de maíz. Reparte queso para gratinar, del que más te guste, y al horno a unos 200º con calor arriba, abajo y aire. En unos 10 o 15 minutillos más o menos el queso se pone doradito y estará lista para servir. Cosa rica.