Las mejores recetas de Casa Cuti

Esta página no pretende ser un curso de cocina. Nuestra intención es compartir con todos vosotros nuestros platos favoritos, lo que comemos cada día... Leer más...

Toni, Rosana y Alba...
casacuti@gmail.com



martes, 13 de enero de 2009

- Pimientos Asados -



Si habéis probado los pimientos asados a la lumbre de un buen fuego ya no los querréis de otra forma por lo gustosos que están, y es que la leña les da un sabor especial. De esta forma, colocados enteros por delante del fuego y dándoles vueltas y vueltas se van haciendo poco a poco quedando impresionantes. Pero como en casa no tengo chimenea, he tenido que buscar la manera de hacerlos para que estén igual de buenos. He probado a cocerlos al microondas de mil maneras, con grill y sin él, con más potencia y con menos, pelados y sin pelar. Pero nada, ni punto de comparación. En el horno más de lo mismo... quedan mucho mejor que al microondas pero tampoco me convencen. Como siempre, mi abuela tenía la solución perfecta (gracias abu). Los hace en una cacerolilla de aluminio muy vieja, abollada por todas partes y con su santa paciencia al fuego muy lento de la cocina, que aunque sea de gas, os puedo asegurar que quedan casi casi igualitos. Sólo paladares muy exigentes notarían la diferencia. Así que, ni corto ni perezoso, me aventuré a hacer lo mismo pero con la inducción ya que en casa no tengo gas... y este fue el resultado: una Ensalada de Pimientos Asados espectacular, aunque los puedes utilizar tanto en ensaladas como guisos, rellenos y todo lo que se te ocurra que quedarán muy gustosos.

Ingredientes para 4 personas:
  • 4 Pimientos rojos
  • Aceite de oliva virgen extra (opcional para la ensalada)
  • Sal gruesa (opcional para la ensalada)
  • 2 dientes de ajo (opcional para la ensalada)
  • Mucha paciencia, que tardan un poquito (creo que fueron 45 minutos pero lo confirmaré la próxima vez que los haga)
Preparación:

Utiliza una sartén vieja. Si es una asadora de esas con ondulaciones, mucho mejor, ya que así podrás ir apoyando los pimientos en las propias ondulaciones para que se mantengan y les vaya dando el fuego por todas partes. Coloca los pimientos bien lavados y secos sobre la asadora, sin aceite ni nada y a lo largo de las ondulaciones, no atravesados, para que se hagan por igual. A fuego muy lento (yo puse la inducción entre el 3 y el 4 sobre 9 posiciones) ir haciéndolos por todos los lados. Conforme se vaya "quemando" la piel podrás ir dándoles la vuelta de manera que se hagan por todos los lados. Lástima no tener foto de este paso para que os hagáis una idea. La próxima vez que los haga la pondré. Con la piel quemadita por todos los lados estarán listos. Ojo! sólo quemada la piel, no la carne. Ya sólo queda retirarlos, taparlos y dejarlos que suden. Yo los dejé enfriar y luego los metí toda lo noche en la nevera. Al día siguiente estaban más blanditos se pelaban muy fácil pero con sólo dejarlos enfriar es suficiente. Guárdalos en nevera con todo el jugo que han desprendido al pelarlos.
Para la ensalada de la foto simplemente los he troceado, he añadido un poco del propio jugo de los pimientos, un buen chorro aceite de oliva virgen extra, sal gruesa y dos dientes de ajo picaditos (con ajos tiernos también quedan muy bien por si a alguien no le gusta demasiado el ajo)... IMPRESIONANTES.

Apuntes:
  • Puedes hacer cantidad y congelarlos sin problemas. Se descongelan en la nevera de un día para otro (nada de microondas ni demás aceleradores de la descongelación) quedando igual de buenos.

7 comentarios:

SandeeA dijo...

qué ricos esos pimientitos Cuti! los juntamos con mis patatillas y hacemos un plato rico rico como diría aquel de cuyo nombre no quiero acordarme :P

Qué tal tu niña?? un beso

BICHILLO dijo...

Deliciosos tanto solo como de acompañamiento de cualquier carne.
Me encantan.

Majes_2008 dijo...

Una ensalada deliciosa...!!!O un buen acompañamiento para la carne...!!!
Saludos.

Mandragora30 dijo...

Muy ricos Toni, que sabias las abuelas, la mía también los hacía así. La que me queda viva tiene la suerte de vivir en el campo, tiene barbacoa y chimenea y ya quiero volver a huelva a que me hagan una pimentada y unas migas a la lumbre!!

Un besazo enorme.
Por cierto!!! Esta mejor Alba?

Casa Cuti dijo...

Gracias chicas

SandeeA: Eso está hecho. Seguro que queda una mezcla explosiva, sobre todo si juntamos también a tu bebé con el mío...

Bichillo, Majes: probadlos así que están casi como al fuego de leña. No habéis comido pimientos asados si no es de esta manera, nada que ver.
Loli: que buenas esas migas a la lumbre, mi abuela también las hacía, con toda esa panceta, chorizo, morcilla y acompañadas de uvas o melón... uhmmmm. La niña sigue pachuchilla, que parece que ha cogido un catarro eterno o va enlazando uno con otro. Es lo que tiene empezar la guardería. Lo estamos pasando fatal porque nunca antes había estado malita, y lleva tanto tiempo, que si catarro, que si laringitis, que si mocos a granel, que si fiebre y se le junta con los dientecillos, que la pobre sólo quiere estar en brazos y acurrucadita ¡con lo activa y terremoto que es ella que no para un momento! Y nosotros sin poder faltar al trabajo para estar con ella... menos mal que las abuelas nos ayudan un montón si no no sabríamos qué hacer... y tú anímate y de visita a la abuela, que te vendrá bien...

Un beso a todas

ChRiS dijo...

ummmm... mencantan los pimientos y eso que solo llevo un par de años comiendolos porque antes los odiaba pero es que.... NO LOS HABIA PROBAO!!! jajaja

Estupenda receta ;)

Xitos, se feliz!!

Casa Cuti dijo...

Gracias Chris... he visitado tu blog y está muy, pero que muy bien... me daré una vueltecita por él que veo que tienes panificadora y yo acabo de adquirir una que aun no he estrenado, que la peque requiere toda nuestra atención...